Una manera de encajar el juego individual dentro del modelo colectivo (Capítulo 2)




CAPÍTULO 2: Partitura o manual de uso y manejo del balón por zonas. No olvides que el campo de fútbol tiene dos zonas bien definidas: Las zonas A y B.


La Zona A es donde se debe iniciar y construir bien el juego, y la cual abarca los primeros tres cuartos de campo. Esta zona comprende el espacio entre nuestra portería y la distancia de 25-30 metros con la portería rival. Existen ciertas reglas que todos los jugadores deben cumplir cuando se encuentren en la zona A:


- Esta zona es de máxima seguridad. Ningún riesgo es justificable ni disculpable.

- En esta zona no se puede perder el balón, pues de esa manera evitamos los contraataques rivales.

- Evita los reiterativos pases horizontales entre jugadores pertenecientes a la misma línea. Busca a los compañeros de líneas más avanzadas a la tuya, ya que de esa manera lograrás que los familiares que están delante de ti no se cansen.

- Abre el campo y no te canses de enviar balones hacia las bandas.

- Evita el ‘manoseo’ innecesario con el balón, porque así no logras ni reducir espacios, ni empujar a tus compañeros contra los defensas rivales y ni siquiera ahogas al equipo rival.

- Juega fácil y sin riesgo. Busca siempre al compañero que esté mejor situado en una zona libre y que se ubique por delante de ti.

- Elude la monotonía y la rutina. Mueve el balón y hazlo pasar por todas las zonas del campo. Haciendo esto aprovecharás la valía de todos tus compañeros, repartirás el esfuerzo, le complicarás la vida al equipo rival, no aburrirás, sorprenderás y divertirás al público.

- Enriquece el juego alternando de manera constante la distancia y dirección de los pases.

- Cambia constantemente de velocidad. Utiliza todas las marchas, como si fueras un coche.


La Zona B es para finalizar todas las jugadas, y la cual abarca el último cuarto de campo. Se trata de la zona más próxima a la portería rival que corresponde a los últimos 25-30 metros. Por supuesto, también existen ciertas reglas que todos los jugadores deben cumplir cuando se encuentren en la zona B:


- Si en la zona A todo el equipo debe jugar con la misma partitura, en la zona B no existe tanta rigidez táctica y sí se debe desprender descaro y atrevimiento para finalizar las jugadas.

- Todo tu ingenio y creatividad debe ser desarrollado en esta parcela del campo, pero teniendo siempre en cuenta las reglas básicas de la zona A.

- Busca tanto el acierto propio como el fallo del rival. Cuando no veas una jugada clara, saca algún provecho mediante el tiro a gol, la búsqueda del penalti o la provocación de faltas.

- En la zona B debes ser determinante y resolver cada acción. No olvides que todo lo que se empieza y no se acaba no vale para nada.

- Finaliza las jugadas que se desarrollen por las bandas. No retengas los balones y busca el centro rápido y fuerte. No engañes a los compañeros.

- Cuando las jugadas se desarrollen por el interior del campo, actúa con rapidez a través de paredes o del disparo a portería. Y no olvides ir a por los rechaces del portero.

- Recuerda que, al acercarse al área rival, más rápido se deben mover los jugadores, el balón y la cabeza.

- Con el objetivo de no atropellar a los atacantes más avanzados, las incorporaciones de los hombres más atrasados se deben realizar de forma gradual y escalonada.

Entradas Recientes

Ver todo